A todos nos gusta comer, pero debido al ritmo de vida que llevamos no tenemos tiempo para cocinar y acabamos comiendo cualquier cosa. Muchas veces por holgazanería o desconocimiento pagamos mucho dinero por algo que no nos llevaría más de 10 minutos cocinar y eso es lo que pretendemos enseñar en este blog.

sábado, 22 de septiembre de 2007

Masa para pizza

Cuando mi mujer y yo nos independizamos, de vez en cuando comprábamos pizzas precocinadas para tomárnoslas en la cena. De ahí pasamos a comprar solo las bases y echarle nosotros los ingredientes a nuestro gusto. El problema con esas bases es que al ser congeladas aguantan muy poquito fuera del frío y cuando llegábamos a casa tras hacer la compra ya estaban semidescongeladas por lo que había que consumirlas rápidamente. Hace como cosa de un par de meses me dio por experimentar y empecé a hacer la masa yo mismo. Me he dado cuenta que son sencillísimas de hacer y además te ahorras unos eurillos.

Ingredientes (para dos pizzas medianas):

  • 250 gramos de harina
  • Una cucharada de levadura
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Agua

Preparación:

Como el truco de esto es manchar poco, echamos la harina en un recipiente grande. Le añadimos la levadura y una pizca de sal y la mezclamos bien con la harina. Formamos un pequeño agujero en el centro y echamos las dos cucharadas de aceite y un poco de agua.

Con un tenedor comenzamos a remover. Si vemos que queda mucha harina sin mezclar añadimos un poco más de agua. Si la masa esta demasiado líquida añadimos un poco más de harina. Cuando se empiece a compactar dejaremos el tenedor y amasaremos con las manos.

Finalmente nos tiene que quedar una bola uniforme, ligeramente elástica y que no se pegue a nuestras manos.

Dentro del mismo recipiente que hemos usado dejaremos la masa tapada con un paño húmedo durante una media hora. Pasado este tiempo podemos dividirla en dos y congelar una para otro día.

Para extenderla podemos usar las manos, una botella o, quizás la mejor opción, un rodillo. La dejaremos lo más fina que podamos, más o menos 3 ó 4 milímetros. Es importante que antes de meterla en el horno la pinchemos con un tenedor para que no suba demasiado.

Otra cosa que suelo hacer es hornearla a 210º durante 6 o 7 minutos y luego le añado el tomate, queso, y demás ingredientes y la vuelvo a meter en el horno otros 6 minutos.

2 comentarios:

sil33 dijo...

Hacía tiempo que quería hacer la masa de la pizzas. Esta noche voy a hacerla y ya te contare.

Anónimo dijo...

Lolo... una pizca de comino molido y/o ajo molido le da muy buen sabor.
Además, si con un molinillo de café mueles un poco de avena (hasta hacerlo harina) y lo mezclas, le da un toque ditinto. Eso si, no te pases con la avena que panifica muy mal.

Y para extenderla, definitivamente, un rodillo y una tabla enharinada (no sobre la encimera)