A todos nos gusta comer, pero debido al ritmo de vida que llevamos no tenemos tiempo para cocinar y acabamos comiendo cualquier cosa. Muchas veces por holgazanería o desconocimiento pagamos mucho dinero por algo que no nos llevaría más de 10 minutos cocinar y eso es lo que pretendemos enseñar en este blog.

jueves, 18 de octubre de 2007

Tiburones con salsa de setas

Tengo que reconocer que soy un amante de las setas. Me parece un producto delicioso, desde el más sencillo champiñón, hasta la más deliciosa oronja. El problema es que la temporada de setas suele durar muy poco y a excepción de algunas variedades que se pueden cultivar, el resto solo las podíamos disfrutar unos meses al año. Pero he dicho podíamos puesto que gracias a la industria de las conservas podemos disponer en nuestras despensas de casi todas las variedades todo el año. Tengo que reconocer que al principio no era muy partidario de utilizar estos productos. Pero la verdad es que además del ahorro de tiempo al no tener que limpiarlas, el sabor una vez cocinadas es prácticamente el mismo, (siempre que usemos conservas de calidad). Bueno y como prueba la receta de hoy, en la cual a partir de un par de botes de setas en conserva hacemos una salsa para pasta riquísima.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ingredientes:

  • 250 gramos de tiburones
  • 250 gramos de setas (a nuestra elección, en mi caso utilice unos shitakes y unas setas botón)
  • 2 trufas pequeñas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 20 ml de Nata
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Tomillo
  • Sal
Preparación:

En una cazuela ponemos a cocer los tiburones, para ello echamos abundante agua y cuando comience a hervir añadimos un poco de sal y la pasta. La dejamos lo que indique el fabricante, en el caso de los tiburones unos 8 minutos.

En una sartén ponemos el aceite y echamos la cebolla picada y los dientes de ajo. Lo pondremos a fuego lento para que no se dore en exceso. Cuando la cebolla se vuelva transparente añadiremos las setas, una trufa muy picadita y un poco de tomillo. Lo rehogamos dos o tres minutos. Sacamos una cuarta parte de las setas con el fin de reservarlas para luego. Añadimos la nata en la sartén y la dejamos reduciendo otro par de minutos.

Echamos todo en el vaso de la batidora y lo trituramos bien. Si se queda demasiado espesa podemos añadir un poco de nata o leche hasta conseguir la densidad que nos guste. También si queremos podemos pasar la salsa por el chino para que quede todavía más fina.

Finalmente en la misma sartén mezclamos la salsa con los tiburones, (que previamente habremos escurrido y enfriado). Le echamos la otra trufa cortada en láminas, las setas que teníamos apartadas y un poco de queso parmesano rallado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tibu-que?? a ver quien es el listo que los pesca, antes paso hambre

María dijo...

El comentario anterior será de coña no?

La receta buenísima de verdad,lo pude comprobar ayer.

Me gusta tu página, te explicas muy bien y es ideal para casos como el mio...estudiantes con poco tiempo de cocinar pero hartos de comer comida congelada.

Enhorabuena por el blog, seguiré visitándolo amenudo.

Manuel Gómez dijo...

Muchas gracias María. El comentario anterior es producto de la libertad de expresión y/o de amigos con mucho tiempo libre, Je, Je.

Lo dicho, que estoy encantado de que visites el blog y que cualquier sugerencia o comentario que ayude a mejorarlo sera muy bien recibido

Un saludo