A todos nos gusta comer, pero debido al ritmo de vida que llevamos no tenemos tiempo para cocinar y acabamos comiendo cualquier cosa. Muchas veces por holgazanería o desconocimiento pagamos mucho dinero por algo que no nos llevaría más de 10 minutos cocinar y eso es lo que pretendemos enseñar en este blog.

jueves, 7 de octubre de 2010

Ceviche de bacalao

Hay veces que nos complicamos la vida con platos muy elaborados. Platos que llevan tropecientos mil ingredientes, los cuales requieren usar 3 sartenes, 2 cacerolas, el horno y una olla a presión. Pero para que nos vamos a engañar, realmente es una satisfacción si te salen bien.

El caso del plato de hoy es justo lo contrario. Puede parecer simple, tanto de preparar, como en relación a los ingredientes necesarios, pero el resultado es espectacular. No me extraña que sea uno de los platos más importantes de Perú (al menos internacionalmente hablando). La aproximación más cercana que tenemos en España son los boquerones, los cuales son típicos de cocinar macerándolos en vinagre. Para el que no lo sepa el ceviche se basa en el mismo concepto, cocinar el pescado por la acción de un acido, en este caso la lima.

Después de estudiar el tema, advertí que como ocurre en muchos platos, se puede elaborar de diversas maneras añadiendo o quitando algunos ingredientes. Finalmente comprobé que la base en todos es prácticamente la misma; pescado, cebolla y lima. Por lo que he indagado es típico añadirle ají limo (un pimiento picante), pero por desgracia no logre encontrarlo. También depende del origen de la receta le añaden cilantro. Como iba a ser la primera vez que lo hacía, para no enmascarar el sabor del pescado en lugar de cilantro he usado perejil que es un poco más suave.

Como acompañamiento se suele servir cancha (una variedad de maiz con los granos más gordos) y camote (similar a la batata).


Tiempo de preparación: 10 minutos + 2 horas de maceración

Ingredientes (Para 2 personas)
  • 1 filete limpio de bacalao
  • 5 limas
  • 1 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Perejil
Preparación:

Cortamos el pescado en dados de 1,5 cm de lado. Lo ponemos en una fuente amplia con base plana, de forma que el pescado quede en una sola capa. Le añadimos el zumo de 4 o 5 limas (dependiendo de la cantidad de pescado). No es necesario que se cubra con la lima, con que se quede por la mitad vale. Un truco muy importante que leí es que las limas se deben exprimir a mano. De esta forma no incorporamos al zumo el amargor de la parte blanca de la piel. Añadimos una pizca de sal, un poco de pimienta negra recién molida y el ajo cortado en láminas finas. Lo mezclamos todo bien.

Cortamos la cebolla en juliana y cubrimos el pescado con ella. Exprimimos otra lima encima de todo y lo dejamos macerando en el frigorífico unas 2 horas. Justo antes de servir se puede añadir un poco de perejil ó si se quiere, cilantro, bien picado.

2 comentarios:

Raquel dijo...

El choclo es maiz, no es batata :S...

Manuel Gómez dijo...

Llevas razón quería decir camote. Nada, se corrige y punto.

Muchas gracias.